PAJARES, Juan Manuel

PAJARES, Juan Manuel  (Lleida 1957 )

            PAJARES  es un artista que practica el arte del recorte y el montaje. Utiliza elementos que pertenecen al mundo de la publicidad, de la política, del cine, de la música o de la calle, para crear obras que se convierten en auténticas reflexiones pictóricas.

Pajares comenzó su vida como artista realizando graffitis por las calles de Nueva York, hecho que se puede notar en la gran mayoría de sus obras que son un conjunto de collages, plantillas, carteles y graffitis sobre tela, siempre representando personajes famosos de distintos ámbitos.

            Las obras del artista han pasado por una serie de exposiciones por todo el mundo debido al gran recibimiento que tiene el street art que él mismo práctica. Exposiciones en el Ágora Gallery de Nueva York, en la Galería Thierry Veaux de Francia o en la Galeria Guerrero en  Barcelona y Miami, son algunas de las más significativas.

 

            La obra de Juan Manuel Pajares está muy vinculada al street art, es decir, el arte urbano que utiliza técnicas como plantillas, pósters, pegatinas, murales, graffitis, etc, y toma como referentes a algunos de sus artistas más reconocidos como Banksy, Bleck le Rat o Shepard Fairey. En España, como en la mayoría de ciudades, este tipo de arte nació en los barrios periféricos de las grandes ciudades pero se fue extendiendo poco a poco por todo el país. A fecha de hoy, las ciudades más destacadas en este ámbito son Madrid, Barcelona, Zaragoza y Cuenca.

 

            La mayoría de obras de Juan Manuel Pajares tienen como protagonista alguna figura musical o cinematográfica, como por ejemplo, el rapero Eminem, la pareja John Lennon y Yoko Ono, la cantante de soul Amy Winehouse o incluso el mismísimo Charlie Chaplin.

            En su  obra es una constante el contraste de colores, con partes oscuras que son una protesta contra los peores momentos de la sociedad y las guerras. Pajares siempre intenta que sus obras no sean agresivas ya que son de grandes tamaños  y la gente ha de convivir con ellas, las ha de tener en el salón de su casa y no pueden ser demasiado violentas. Sus obras no cansan debido a que siempre tienen algo nuevo que ofrecer, son cuadros que te hacen reflexionar y que permiten que cada espectador le encuentre su mensaje. El propio Pajares asegura que a día de hoy sigue encontrando cosas nuevas en obras suyas que lleva viendo años y años.